Cómo evitar la hiperproductividad en esta cuarentena

Curiosidades · 01 de Abr 2020

Cómo evitar la hiperproductividad en esta cuarentena

La epidemia de ser demasiado productivos no descansa ni siquiera por el COVID-19. ¡Aquí te contamos más!

Cómo evitar la hiperproductividad en esta cuarentena

Canal IPe

Desde los primeros días de la cuarentena hemos sido testigos de cómo cientos, sino miles de artistas, músicos y plataformas educativas han liberado cursos, libros, entre otros recursos para que podamos pasarla bien en casa. 

 

Pero lo que comenzó como algo positivo, porque, ¿a quién no le gustan las cosas gratis?, se ha transformado en una presión por hacer varias cosas a la vez y “aprovechar el tiempo libre”. Hemos pasamos de ser productivos a hiperproductivos

 

¿Qué es la hiperproductividad?

Es la necesidad de ser ultraeficientes, de aprovechar al tiempo al máximo para producir, producir y producir. Según el filósofo belga Michel Feher, ahora muchas personas tienden a medir su valor en función a cuántas cosas hacen. ¡Que tire la primera piedra el que alguna vez no se ha sentido así!

 

Pero, aunque pueda sonar tentador, hay varios aspectos negativos que pueden salir de hacer demasiado todo el tiempo. Lo más común es terminar desarrollando bournout o el ‘síndrome del quemado’, un tipo de estrés que genera cansancio físico, emocional y mental que puede llevarte hasta la depresión severa. ¡No es cosa de juego!

 

Cómo evitar la hiperproductividad en esta cuarentena

¿Cómo evitamos ponernos “hiperproductivos”?

No se trata tampoco de irnos a los extremos y no hacer nada de nada. Sino de encontrar un balance. Establecer momentos de descanso específicos varias veces al día que duren de 10 a 15 minutos (por cada 45 minutos de trabajo). 

 

Ojo. En estos no deberían estar presentes esas noticias que nos pueden exaltar o hacernos sentir incómodos ni el “scrolleo” eterno al que estamos tan acostumbrados.

 

La idea es que nuestros “momentos de descanso” o pausas no tengan un propósito específico y solo los tengamos porque es importante ser conscientes de lo que nos rodea durante el día. Algunas actividades que podemos hacer pueden ser echarnos en la cama a mirar el techo mientras escuchamos nuestra canción favorita, sentarnos en el sillón a leer un libro o simplemente mirar cómo se esconde el sol por la ventana.

 

Al incluir estas actividades en nuestra rutina estaremos más enfocados, tranquilos y podremos terminar más rápido nuestros pendientes, sin sofocarnos. 

 

¿Por qué no lo pones a prueba esta semana y nos cuentas qué tal te fue? ¡Comparte esta información con ese amigo o amiga que no para de hacer cosas ni para respirar!

Colorico
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: