Cosas chéveres de no ser un adulto... todavía

Curiosidades · 27 de Feb 2020

Cosas chéveres de no ser un adulto... todavía

¿Ya quieres crecer para hacer todas esas cosas chéveres que hacen los grandes? Entonces leer esta nota debes.

Cosas chéveres de no ser un adulto... todavía

Freepik/Canal IPe

Casi todos hemos oído a nuestros familiares decir: “juventud divino tesoro” o “ya nada es como antes”. Esas frases casi siempre resultan graciosas y un poquito exageradas. Pero cuando vamos creciendo nos damos cuenta que las cosas, las situaciones y hasta las personas, cambian con el paso del tiempo. ¡Nadie es la excepción!

 

Muchas cosas ya no son tan chéveres como cuando somos chiquitos. Sin embargo, a todos les pasa y seguramente también te pasará, futuro adulto. Pero por ahora, disfruta de todos esas cosas chéveres de no ser un adulto

¡Nada da miedo!

Si fuiste, o eres, un terremoto y solo recuerdas a tu mamá gritando cual disco rayado “¡bájate de ahí!” o “¡te vas a caer!”, entonces eres de mi equipo. Claro que eso me duró muy poquito, pero sí que fueron días muy alegres.

 

Esa sensación de hacer muchas cosas sin pensar que algo malo va a pasar es increíble. Es cierto que si te lanzas de las escaleras sobre un colchón como haciendo sandboarding podrías caer y lastimarte ¡pero es muy divertido! No es que yo lo haya hecho…

 

 

Cuando creces y ves a tus hermanos o primos hacer cosas locas, se te sale el alma. Y no solo con los demás, sino el miedo a lo que pase con tu vida. Tenemos miedo a fracasar, miedo a las nuevas experiencias, miedo a sufrir algún accidente y mucho más. Deberíamos ser un poco más como de pequeños ¿no?

¡Puedes ser lo que quieras!

De pequeños soñamos con hacer muchas cosas cuando seamos grandes. Curar enfermos, apagar incendios, volar un gran avión y viajar por todas partes… Yo soñaba con ser una gran cantante y una actriz famosa ¡qué bellos días aquellos! Lo más divertido era que no solo pensábamos en ello, sino que jugábamos a serlo y también hacíamos cosas relacionadas con aquello que anhelábamos. Ya sea solos, con nuestros primitos o con nuestros papás, pero como jugando dábamos nuestros pasos, sin preocuparnos en que eso que elegimos nos convenía o no.

 

No ser adulto

 

 ¿A qué me refiero con eso? Cuando crecemos, por diversas circunstancias de la vida no siempre podemos lograr de inmediato lo que nos propusimos de pequeños. Algunas personas que no olvidan a su niño interior y que quizá no pasan por tantas dificultades, luchan por hacer realidad ese sueño, sin esperar tanto tiempo. Otras se dejan atrapar por las responsabilidades que implica  ser un adulto y optan por lo que “les conviene”. 

 

¡Pero vamos! ¿No nos conviene convertirnos en lo que tanto soñábamos? Quizás al  crecer vayas descubriendo otros gustos, pero tienes que luchar por hacerlos realidad. Así lograrás ser un adulto feliz.

¡No tienes la obligación de trabajar!

Cuando creces existen muchas responsabilidades que están ligadas con el dinero. No te voy a mentir, se necesita dinero para casi todo. Pero cuando eres pequeño ese dinero no necesariamente lo debes generar tú. Claro que si eres un pequeño emprendedor y quieres ganarte tus propinas, puedes hacerlo. Pero tu responsabilidad principal es estudiar y por supuesto, divertirte como un niño.

 

Desafortunadamente, hay niños y adolescentes que son obligados a trabajar. En el Perú existe aproximadamente un 17% de niños que trabajan. Un gran porcentaje de pertenece a la zona rural. En estas zonas es común que niños y niñas apoyen con las labores del negocio familiar, como labores del campo, sin embargo, pueden ser riesgosos. Por eso se vienen tomando  medidas para que los niños y adolescentes dejen de exponerse a ese tipo de trabajos y puedan continuar estudiando. Un ejemplo de ello es El Programa de Reconversión Laboral Adolescente (Prelar), que capacitó a adolescentes de Junín y Pasco para realizar labores menos riesgosas. Además de fomentar el estudio en ellos.

 

Hay muchas más cosas chéveres que uno puede hacer antes de convertirse en un adulto ¡Cuéntanos qué cosas disfrutas ahora!

 

Colorico
Imagen de jperez

Aprender algo nuevo cada día es hermoso y más cuando es divertido

Compartir en: