Identidad · 23 de Jun 2021

¡Descubre el Q'eswachaka: el último puente colgante inca!

El Q'eswachaka es reconstruido de generación en generación por comunidades quechuas desde hace cinco siglos.

MINCETUR / Canal IPe

Uno de los grandes legados que sigue sorprendiendo a todo el mundo es la increíble capacidad en ingeniería que tuvieron los Incas. Nuestros antepasados no solo dominaron las grandes construcciones de piedra en las alturas, maestría de la que el famosísimo Machu Picchu es ejemplo, sino que también fueron expertos en crear un sistema de caminos y puentes que recorría todo el imperio.

 

Esta red de caminos que unían las ciudades y pueblos más importantes del Imperio Inca se llamaba “Qhapaq Ñan”; y aunque parezca increíble, uno de sus puentes se mantiene hasta el día de hoy. Se trata del Q'eswachaka, el último puente colgante inca. 

 

Este puente mide más de 28 metros y se encuentra sobre el río Apurímac a 3.700 m.s.n.m. en la provincia de Cana en Cusco. El Q'eswachaka es una impresionante prueba de la sabiduría de nuestros antepasados que se ha conservado por más de cinco siglos gracias a cuatro comunidades quechuas que año tras año se encargan de renovarlo. Se trata de las comunidades Hunchiri, Chaupibanda, Choccayhua y Ccollana Quehue, del distrito de Quehue en la región de Cusco.

 


Crédito imagen: MINCETUR

 

Para las familias de estas comunidades es motivo de orgullo encargarse de mantener viva esta tradición que los acerca a su cultura. 

 

¿Cómo se renueva el Q'eswachaka?

 

Este puente colgante inca se reconstruye todos los años por más de mil personas durante la renovación anual. Esta festividad dura cuatro días y a menudo se inicia el primer domingo de junio.

 

El primer día se realiza una ofrenda al “apu Quinsallallawi”, este rito se realiza durante el amanecer. Para este día ya se ha recolectado una gran cantidad de ichu, una fibra vegetal muy resistente que crece en la zona andina. El ichu es trabajado por las mujeres de las comunidades quienes lo vuelven más flexible y luego lo trenzan en soguillas o “queswas”. 


Crédito imagen: Andina

Por la tarde, los varones forman dos grupos, y se reúnen por encima de ambos lados del puente y extienden las soguillas de extremo a extremo las que son trenzadas por ingeniero Inca, llamado el “chakaruhac”, para armar la trenza mayor o “qeswaska”.

 

Durante el segundo día los hombres desarman la estructura del puente antiguo, sacan los clavos de piedra que lo sostienen y se colocan 4 largas sogas que son la base de la estructura del puente nuevo y 2 que servirán para los pasamanos.


Crédito imagen: Andina

El tercer día se terminan los pasamanos y la superficie por donde se caminará.  Finalmente, al cuarto día se celebra pasando por el puente a modo de inauguración, además se festeja con música y danzas locales.

 

Sin lugar a dudas el puente colgante Q'eswachaka es parte de un legado cultural del que todos los peruanos debemos sentirnos orgullosos.

 

Si te gustó esta información compártela con tus amigos y familiares para que juntos aprendan más sobre nuestra maravillosa cultura inca. 

 

Imagen de lcabezudo
Laura Cabezudo

Redactora digital Canal IPe

lbcf1989@gmail.com

Más que palabras

Compartir en: