Mates burilados: Arte ancestral peruano | canalipe.tv

Identidad · 08 de Jun 2021

Mates burilados: Arte ancestral peruano

Descubre la hermosa técnica del mate burilado, práctica que ha pasado de generación en generación en el norte del país.

Andina / Canal IPe

Si conoces Junín o Ayacucho, seguro has visto los impresionantes mates burilados en sus ferias. Estas artesanías son frutos no comestibles de la calabaza que han sido tallados. Los temas más comunes son costumbres del campesino relacionadas a la ganadería y la agricultura, así como festividades locales y escenas de la naturaleza. El objetivo es transmitir la cotidianidad de los pueblos. 

 

Esta práctica tiene miles de años de antigüedad, desde mucho antes de la llegada de los españoles a nuestro país. De hecho, se han encontrado mates burilados que tienen 3500 años de antigüedad. Hoy en día, esta tradición es transmitida de generación en generación.

El proceso de grabado

 

Antes de realizar el grabado, los mates o calabazas son recolectados y seleccionados según su tamaño y forma. Luego se les quita la piel y se ponen al sol de uno a dos meses para así secarlos y queden listos para poder trabajarse. 

 

El burilado es la técnica que se usa para dibujar estas escenas en los mates. Se usan pequeñas herramientas con punta de metal para raspar la superficie de las calabazas y lograr así los dibujos. 

 

El pintado

 

Para pintar los dibujos luego del burilado, existen diversas técnicas. Una consiste en usar ichu quemado mezclado con grasa para formar un tinte con el cual se pinta el mate grabado. Luego de un rato, este se lava y las líneas talladas quedan pintadas de negro, resaltando así el diseño. 
 

Otra técnica de pintado es con el uso de trozos de madera de quinual quemados los cuales se usan para quemar en distintas intensidades el mate burilado. Para realizar bien esta técnica es necesario ir soplando y presionando la madera con distintas fuerzas sobre el mate, así se logra obtener distintos tonos que van desde un café suave hasta un marrón muy oscuro, casi negro.
 

Y la última técnica es la de pintar con pinturas o tintes las calabazas, esto antes o después del grabado. Para esto se pinta el mate por completo hasta obtener un color parejo, se deja secar, y luego se procede al burilado, obteniendo así un dibujo de líneas blancas sobre un fondo de color. Otra opción es realizar primero el tallado, y luego pintar como se haría normalmente con un dibujo sobre un lienzo. 

 

En el Perú tenemos muchas técnicas artísticas ancestrales que sobreviven hasta ahora. Revaloremos y difundamos nuestra cultura. Si te gustó aprender sobre esta técnica, no olvides compartir esta nota con tus amigos. 

 

Notas en tendencia

pirito y arawak
Imagen de lcabezudo
Laura Cabezudo

Redactora digital Canal IPe

lbcf1989@gmail.com

Más que palabras

Compartir en: