Ollas comunitarias: Vecinos se unen frente a la pandemia

Otros · 12 de Ago 2020

Ollas comunitarias: Vecinos se unen frente a la pandemia

Las ollas comunitarias se han convertido en una actividad que algunas comunidades realizan para satisfacer una necesidad colectiva. En esta nota, te contamos sobre ellas.

Ollas comunitarias: Vecinos se unen frente a la pandemia

Facebook: Olla Común "siempre unidas"

Ante la situación actual causada por la COVID-19, la población se las ha ingeniado para poder salir adelante. Este esfuerzo no solo ha sido a nivel individual sino también colectivo, ya que el apoyo de los vecinos y demás miembros de la comunidad ha sido esencial para afrontar la crisis económica. Una de las actividades en conjunto que se ha venido realizando son las populares ollas comunitarias.

¿En qué consisten las ollas comunitarias?

Las ollas comunitarias, llamadas también “olla común” representan a la organización de miembros de la sociedad civil que se unen para preparar alimentos destinados para una comunidad. 

 

Ollas comunitarias
Olla Común "siempre unidas"

 

Diversas asociaciones de vecinos en asentamientos humanos y en zonas vulnerables se han organizado para preparar alimentos con las medidas sanitarias requeridas. Algunos han recolectado víveres de otros lugares, mientras que en algunas zonas los propios vecinos comparten los suyos para los alimentos que se elaborarán para todos.

 

Unos ejemplos de estas asociaciones y colectivos son la Asociación Ecológica Lomas de Primavera (Carabayllo), la Asociación Ecoturística Lomas de Mangomarca (San Juan de Lurigancho) y el Colectivo Lomas de Pamplona (San Juan de Miraflores).

¿Cómo surgieron las ollas comunitarias?

Su historia se remonta a unas tres décadas atrás, época en la que el país atravesaba una profunda crisis social y económica. La hiperinflación de 1990 fue parte del origen de actividades que buscaban el sustento colectivo como las ollas comunitarias.

Medidas sanitarias a tomar en cuenta

El Ministerio de Salud (MINSA) ha elaborado una guía para que las personas que tienen a cargo las ollas comunitarias puedan cumplir y así no poner en riesgo a la población. De ese modo, las personas que participan directa e indirectamente en la elaboración de los alimentos deben:

 

  1. Distanciamiento físico de un metro entre las personas.

  2. Utilizar de manera permanente y adecuada la mascarilla. 

  3. Las personas encargadas de elaborar y servir los alimentos deben lavarse las manos durante 20 segundos previamente. Asimismo, deben desinfectarse las manos con el alcohol adecuado antes, durante y después de cocinar y servir los alimentos.

  4. Las personas encargadas de preparar y servir los alimentos no deben tener síntomas de afecciones respiratorias como fiebre, tos seca, congestión nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, diarrea, entre otros síntomas.

  5.  Las personas que sirven y preparan los alimentos deben tener las uñas limpias y cortas, y no deben tener ningún tipo de herida abierta e infectada en la piel.

 

Con las medidas de seguridad adecuadas, esta actividad surge frente a la necesidad y puede ayudar a las poblaciones más necesitadas.

Acebedario
Imagen de jperez

Aprender algo nuevo cada día es hermoso y más cuando es divertido

Compartir en: